viernes, 26 de diciembre de 2014

Ecografía de las 20 semanas #Recordandomiembarazo

Hoy voy a retroceder un poco en el tiempo, hasta hace un año exactamente, para explicaros cómo fue la primera ecografía abdominal de mi embarazo, la conocida como eco-Doppler. Quienes halláis pasado por algún embarazo ya la conocéis, para los que no, se trata de una ecografía que permite ver todos los órganos del feto para detectar posibles malformaciones, por si hubiese que intervenir y estar listos para ello en el momento del parto. También he leído en internet que se usa para la determinación del riesgo de preeclampsia en mujeres embarazadas, algo que no sirvió en mi caso, porque padecí preeclampsia detectada en la semana 33 de gestación (podéis leerlo en mi post Un embarazo de 34 semanas). Además, en esta eco la mayoría de papás y mamás descubren el sexo de su bebé (siempre y cuando éste se deje ver). 
Cuando llegamos a la semana 20 de embarazo nos citaron en el Hospital Clínico Universitario de Málaga para que me realizaran la deseada y al mismo tiempo temida eco-Doppler. ¿Por qué digo temida? Porque, aunque una siempre confía en que todo va a salir normal, me quedaba ese gusanillo en el estómago de pensar que pudieran decirnos que algo no estaba del todo bien. Recuerdo que tuvimos que esperar mucho para entrar a la consulta porque iban con un retraso de más de una hora, así que imaginaos los nervios que yo fui acumulando. Para colmo, ya en la consulta, percibimos mucha tensión. La auxiliar me hablaba en un tono elevado, dándome órdenes casi dictatoriales y muchas de golpe: 
“Deja tu ropa ahí, bájate los pantalones, túmbate en la camilla, así no, más cerca, más abajo, bájate los pantalones, deja tu ropa ahí, …” 

¡Aaaarrrggggg!

“¡Oiga, no me agobie, deme las órdenes de una en una, por favor! ¿Primero me bajo los pantalones o me tumbo en la camilla? Me está aturullando.”

“Es que tenemos prisa que vamos con retraso” (¿Me lo va a decir a mí que llevo más de una hora esperando para entrar?)
Una vez bien colocada en la camilla, con el visto bueno de la auxiliar, la doctora empezó con la ecografía. Sin soltar ni una palabra. Nada. Ni mu. En mucho rato no abrió la boca y continuamente resoplaba. Mi marido y yo callados, no entendíamos nada. Después de unos minutos, giró el monitor para que nosotros pudiésemos ver algo. La imagen que más recuerdo de aquel momento fue la columna vertebral y las costillas de mi bebé, se veían perfectamente. Mi marido preguntó si lo que se veía como un hueso largo cerca de la cabeza era un brazo, a lo que la doctora contestó que se trataba del fémur (¡madre mía, qué flexibilidad!).

No recuerdo exactamente cuánto tiempo duró la eco, creo que fueron unos 10 o 15 minutos. A las pocas preguntas que le hicimos a la doctora contestó con monosílabos. Durante todo el tiempo estuvo resoplando y haciendo muecas raras. Al terminar le pregunté si estaba todo bien (por sus gestos) y me dijo que no había podido ver la cavidad estomacal, así que teníamos que volver tres días después para repetirla. Y anunció que el cordón umbilical tenía una sola arteria (normalmente el cordón tiene dos arterias y una vena). “¿Tenemos que preocuparnos?” Nos dijo que no, de momento, pero que habría que ir viendo si el bebé se desarrollaba correctamente en las futuras ecografías de seguimiento.

Eso fue un viernes y teníamos que volver el lunes. Así que tuve tiempo el fin de semana para darle vueltas a lo que me había dicho sobre lo del estómago. Busqué algo de información en internet y me tranquilicé porque seguramente no lo había podido ver bien porque no tendría líquido dentro, si con suerte había tragado algo de líquido amniótico, el lunes podría ver la cavidad estomacal perfectamente. 
Y así fue.
El lunes nos habían dado la cita temprano y cuando entramos en la consulta estaba la misma doctora, aunque parecía otra. Nada de aquella huraña del viernes, seca, siesa y malhumorada. Ahora se veía simpática y agradable. Pero eso no la libró de un buen tirón de orejas. Mi marido y yo nos despachamos a gusto por el trato recibido la primera vez. Ella se excusó en que normalmente hacía 16 ecos en una mañana y aquel día hizo 32, justo el doble ¡Toma ya! No me extraña que estuviese cansada y malhumorada, pero nosotros no éramos los responsables ni culpables de aquella situación, sin embargo sí pagamos las consecuencias recibiendo un trato poco aceptable y con pocas explicaciones, y ellas estarán muy acostumbradas e incluso hartas de hacer ecografías todos los días, pero para nosotros era la primera.
Después de esta regañina, nos hizo la eco y fue hasta encantadora. Nos dio un montón de respuestas a todas las preguntas que le hicimos, preocupados sobre todo por lo del cordón uniarterial. Nos tranquilizó, ya que todavía era pronto para saber si podría tener consecuencias para el bebé, y además muchos embarazos cursan con un cordón de una sola arteria sin problema. 
Nos dio cita para volver a realizar una ecografía en la semana 28 y nos entregó la tira con las “fotos” de nuestro bebé.






























Y a vosotras ¿cómo os fue la primera eco-Doppler?
Un abrazo.

domingo, 21 de diciembre de 2014

Felices Fiestas

Otros años para estas fechas he decorado discretamente mi casa: unas velas rojas, un pascuero y un par de figuritas navideñas. Este año, ni eso. Aunque deberían ser unas Navidades especiales porque son las primeras que viviré con mi hijo, sólo tienen eso de especial, por lo demás, no se presentan muy alegres en lo personal. De hecho no ha merecido la pena adornar mi casa porque voy a pasar estos días fuera, junto a mi familia en Manresa (publico este post desde el AVE). Aún así, hace unos días pensé que en un futuro me gustaría guardar un bonito recuerdo de estas primeras Navidades como mamá y llevé a mi niño para que le hicieran una sesión fotográfica y poder tener unas postales que he repartido entre mis seres queridos.
Tengo que decir que a Daniel no le costó nada estarse quietecito ni echarnos unas risas (¡mi niño es muy bueno!), a pesar de que ese día estaba pachuco y esa misma tarde acabamos en urgencias del hospital materno-infantil porque se puso a 39,2º de fiebre (ya está recuperado :D)

Y este es el resultado:



Daniel y yo (Yolanda) os deseamos mucha felicidad y alegría para estas fiestas y que se cumplan todos vuestros deseos.

¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo!


Un abrazo.

P.D.: ¿Os ha tocado algo en la lotería?

martes, 16 de diciembre de 2014

Numerología para los nacidos en noviembre y diciembre

Hoy os traigo una nueva publicación sobre Numerología Tántrica. En esta ocasión os hablaré de lo que dice el estudio numerológico para las personas nacidas en Noviembre (que están bajo la vibración del número 11) y los nacidos en Diciembre (que están bajo la vibración del número 3).

Como ya he comentado en anteriores publicaciones, el número del mes en que hayamos nacido nos mostrará cómo nos relacionamos con el mundo que nos rodea y cómo nos comportamos con los demás. Nos habla de exteriorización, de acción y reacción. En Numerología se conoce como Factor KARMA.

(si has nacido en septiembre o en octubre, puedes leer mi post Numerología para los nacidos en septiembre y octubre).

Espero que os guste.































¿Os sentís identificados?
Un abrazo.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Tag Suggestions o Tag Sugestöes

Hace unas semanas me llegó la invitación de Sonia para las #TagSuggestions o #TagSugestoes, a la que posteriormente se añadieron Sara y Krika. Y esta misma semana también se ha acordado de mí Dácil para este propósito.


Por lo que he visto en sus respectivos posts, se trata de enseñar el blog (o blogs en mi caso) que te han invitado, sugerir una película, una serie, un libro, una ciudad y una comida favoritas y proponer dos sugerencias más. Y luego invitar a otros 10 blogs a hacerlo con el objetivo de conocernos un poco más entre nosotr@s para humanizar un poquito más este mundo virtual.
Como son cuatro las invitaciones que he recibido, os enlazo las url de cada uno de los blogs para que entréis a visitarlos y seguirlos, porque todos son geniales y os encantarán.


Sonia del Blog Animalitos Tú y Yo: 










Sara de Dos Rayitas: 





Krika del Blog La maternidad de Krika en Suiza: 





Dácil del Blog de una madre desesperada: 




Y ahora mis sugerencias:

MI PELÍCULA:

El último mohicano basada en la novela histórica del autor estadounidense James Fenimore Cooper, dirigida por Michael Mann en 1992, con Daniel Day-LewisMadeleine Stowe entre otros. Además de ser una película que recibió muchos premios, entre ellos Glogo de Oro a la mejor fotografía y maquillaje, Oscar a la mejor banda sonora original, mejor actor británico del año, etc. A mí me gusta por la historia, por los valores, por el amor en sus diferentes facetas, y sobre todo, por los paisajes y esa espectacular banda sonora.

También podría mencionar otras pelis que me gustan como Dirty Dancing, Pretty Woman y Ghost, que gozan también de maravillosas bandas sonoras. Todas estas son películas que puedo ver una y otra vez, y si las emiten por la TV soy capaz de volverlas a ver casi como si fuese la primera vez.

MI SERIE:

No creo que sea la persona más indicada para recomendar series porque no he conseguido seguir una serie más allá de la segunda temporada, a menudo por cambios de horario en la emisión, por no poderlos compaginar con mi trabajo (cuando me ha tocado madrugar, no puedo aguantar hasta tarde viendo la tele), o bien por aburrimiento o por algún giro que ya no ha merecido mi interés.
A los veintipocos veía casi a diario Friends, también vi algo de Sensación de Vivir y Melrose Place. Más recientemente seguí las dos primeras temporadas de Anatomía de Grey. Y últimamente he visto alguna serie española como El tiempo entre costuras (que dicho sea de paso, me encantó el libro) y ahora veo (casi siempre a través de internet) Velvet.


MI LIBRO:

La casa de los espíritus
Es la primera novela de la escritora chilena Isabel Allende. La leí durante el verano de mis quince años, la encontré por casualidad en casa (creo que había sido un obsequio del banco…), empecé a leerla y no pude parar. Años después volví a releerla y la disfruté mucho también. A partir de ahí empecé a leer todo lo que ha publicado Isabel Allende y guardo una extensa colección de sus novelas.
Me gustaría mencionar también Cien años de soledad del recientemente fallecido Gabriel García Márquez al que he admirado y leído también en numerosas ocasiones. Y otros dos grandes libros que me permito añadir a esta pequeña lista son Ensayo sobre la ceguera de José Saramago, y Los hombres que no amaban a las mujeres de Stieg Larsson.



MI CIUDAD:

Barcelona porque es la ciudad donde he pasado muchos años de mi vida, estudiando y trabajando, porque me encanta su arquitectura, su gran abanico de posibilidades en cuanto a cultura, ocio, espectáculos, etc., porque es cosmopolita y bonita! En las pocas ocasiones en las que puedo visitarla, me encanta pasear por el Passeig de Gràcia o acercarme al mar.



MI COMIDA:

El arroz de cualquier forma excepto dulce (odio el arroz con leche).

Imagen real de una paella hecha por mi madre. 
Te chupas los dedos!!










Sonia de Animalitos Tú y Yo añadió como sugerencias “Un remanso de Paz” y “Un recuerdo de la infacia” y las he contestado también:

MI REMANSO DE PAZ:
El mar cuando lo tengo cerca. También el bosque, el olor a pino, a musgo y hojas secas y el silencio me reconfortan mucho interiormente.

UN RECUERDO DE LA INFACIA:
Los domingos de ramos cuando estrenaba ropa cosida por mi madre.

Y ahora vienen mis dos sugerencias:

Leer, leer y leer. Como habréis visto en la sugerencia del libro no he podido quedarme solo con uno (y me he contenido). La lista de libros de lectura más que recomendada sería extensísima. Elige el libro que quieras, uno que te hayan regalado, uno que compres tú mism@ o que te presten… Busca un lugar y un momento (en la cama antes de acostarme es mi preferido, pero puedes hacerlo en el sofá, en el tren, en el bus, en un banco del parque…). En fin. Hazlo donde, cuando y como quieras, pero lee. Lee mucho. (Ahora que releo estas últimas frases creo que esto también valdría para el sexo ;-))

Te quiero. Mira qué frase tan corta y lo gratificante que resulta decirla y recibirla. Pues venga, dilo. Di: Te quiero. A tu pareja, a tus hijos, a tus padres, hermanos/as, amigos/as. No te canses de decirlo. Eso sí, dilo con el corazón, con sinceridad. Mejorará mucho tu relación con los demás, te sentirás satisfecho/a y recibirás mucho cariño. Recibirás tus Te quiero.

Y hasta aquí mis Sugerencias. Ahora me toca invitar a otros blogs para que participen en las TagSuggestions. Como 10 son muchos y he tardado tanto en publicar este post que probablemente muchos de los blogs que sigo ya hayan recibido su invitación, voy a invitar solamente a tres:

Daniel Capilla (https://dcapillae.wordpress.com/) que seguro que nos aportará muy buenas sugerencias teniendo en cuenta las cosas chulas que publica en su blog.

Mamá&Nené (http://mamaynene.blogspot.com.es/), esta guapísima mamá peruana que tiene buenos consejos en un blog muy completo.

Marigem Saldelapuro (http://saldelapuro.blogspot.com.es/) con un blog con pequeños trucos para salir de la crisis y otros temas muy interesantes.

Gracias por invitarme a los cuatro blogs mencionados y siento haber tardado tanto en publicar este post!
Un abrazo.

P.D.: Os quiero!!

domingo, 7 de diciembre de 2014

Tip Numerológico del mes 12 (3)

Aquí os dejo el consejo del último mes del año basándome en lo que dice la Numerología Tántrica sobre el número 3 (se estudia como un 3 por la suma de 1+2. Diciembre y Marzo son los únicos meses del años que vibran bajo el mismo número).


Esto es lo que nos pide este mes de Diciembre:





















¿Cómo habéis empezado el mes? ¿Qué planes o proyectos tenéis?

Un abrazo.

martes, 2 de diciembre de 2014

Tú también cuentas

Tres días. Eso duró mi primer embarazo. Bueno, el embarazo duró siete semanas, pero ese fue el tiempo que pasó entre que supe que estaba embarazada y el día que dejé de estarlo.

Tardé en saber que estaba embarazada porque, aunque tenía un retraso en la regla de casi dos semanas, ya me había ocurrido otras veces y al final me acababa viniendo (no es plato de gusto tener la regla cuando llevas casi tres años intentando quedarte embarazada; más aún, me parece una broma pesada tener retrasos en el período que te hacen soñar o esperanzarte para nada). Así que, como digo, no le presté demasiada atención a ese retraso hasta que, yendo a desayunar con mis compañeras del coro flamenco entramos en un bar y solté entre arcadas “¡qué peste hay aquí!” para sorpresa de todas, a las que el olor a comida les parecía bueno, incluso agradable. En ese momento una de ellas me dijo que ya estaba tardando en ir a hacerme el test de embarazo.

Pero todavía tardé unos días más antes de ir a la farmacia, porque yo no notaba ningún síntoma (después de todo lo que me habían contado algunas embarazadas sobre mareos, arcadas, acidez, etc.) aparte de la anécdota del bar. Como mi pareja y yo llevábamos tiempo intentando tener un hijo y éste se ve que se resistía en llegar, empezamos a visitarnos en el área de infertilidad del Hospital Clínico Universitario de Málaga. Tras las diversas pruebas médicas, la mayoría de ellas bastante desagradables, el resultado fue que estábamos sanos y no teníamos ningún problema de fertilidad (como le ocurre a muchas de las parejas a las que conozco y que han pasado por el mismo proceso). Así que, como yo ya había cumplido los 38 años y ya no me podían ayudar desde la sanidad pública a través de la inseminación asistida, entré directamente en la lista de espera para la inseminación in vitro. El mismo día que firmé los papeles en la consulta del Hospital Materno Infantil, la doctora me recomendó hacerme el test de embarazo, porque habían pasado 38 días desde mi última regla. Me lo hice cinco días después.

Salió positivo, claro. Eso fue un lunes por la mañana de finales de mayo. El miércoles empecé a sentir molestias, como un dolor de regla suave  con un pequeño manchado. Esa misma tarde fuimos a urgencias del Hospital Materno donde me revisaron, y a través de una ecografía vaginal pudimos ver dos rayitas que se abrían y cerraban rápidamente: su corazón (como estaba de 7 semanas éste ya estaba formado). La doctora me recomendó reposo absoluto y me advirtió que el riesgo de aborto era del cincuenta por cierto. Hice reposo todo el jueves, pero a última hora de la tarde los dolores se intensificaron y el manchado era considerable, así que volvimos a ir al hospital, al que ya no pude entrar por mi propio pie debido a la intensidad de los dolores. Cuando me revisaron ya no llevaba “la bolsa”, había perdido a mi bebé, que para mayor pena, seguramente se fue por el inodoro sin que yo me diera cuenta.

“¿No has notado que se te salía?” Me preguntó la joven doctora.
Lo que vino después fueron dolores muy intensos y contracciones provocadas por la oxitocina en vía, que no sirvieron para expulsar todo, por lo que acabé ingresada para que me realizaran un legrado, y salí del hospital dos días después (el ingreso, la operación y la posterior estancia hospitalaria darían para otro post...).

Con el apoyo de mi pareja conseguí superarlo bastante rápido, sobre todo porque él me hizo ver la parte buena de todo esto. Difícil de creer que haya algo bueno en un aborto espontáneo, ¿verdad? Pues lo había: tan sencillo como que quedaba demostrado que podía quedarme embarazada, así que solo era cuestión de seguir intentándolo.

Alguien me dijo, después de sufrir el aborto, que, de media, cada mujer sufre dos abortos (desconozco la fuente o estudio sobre este dato). Conozco parejas que han tenido varios hijos sin sufrir jamás una pérdida, eso quiere decir que otras tienen la desgracia de sufrir tres, cuatro o incluso, como es el caso de dos conocidas, cinco abortos. Así que puedo sentirme afortunada porque a mí solo me ha pasado una vez.

Hace un par de semanas, desvelada de madrugada después de darle el biberón a Daniel (algo que me ocurre muy a menudo), me vinieron a la mente los recuerdos de aquellos momentos y empezaron a fluir frases en mi cabeza dedicadas a aquel pequeño ser que no pudo ser. Me tuve que levantar de la cama y ponerme a escribir todo lo que me venía en ese arranque de inspiración y congoja. Lo que escribí, tal cual, lo trascribo a continuación, sin revisar y sin corregir:

Tú también cuentas

 Fuiste el primero. Mi primer embarazo.
Aunque te fuiste casi sin sentirte. Sin notar que te sentía, aunque estabas ahí.
Lo sé porque, además de ver el positivo en el test, pude ver latir tu corazón durante unos segundos en la consulta de urgencias del hospital.
Emoción y miedo al mismo tiempo. Reposo que no sirvió.
No te noté. Sentí el dolor, las punzadas, las contracciones, la pena, pero no noté que te ibas. Te perdiste sin más. Dejaste de estar dentro de mí.
Aún así hubo consuelo y esperanza. Hubo futuro.
Me abriste el camino a mi siguiente embarazo. ¿Era esa tu misión? Tan breve pero efectiva. Me preparaste. Me hiciste confiar y creer que podía ser mamá.

Esta entrada se la dedico a todas las mamás, futuras mamás y a todas aquellas mujeres que han sufrido alguna pérdida gestacional. Un abrazo a todas.


P.D.: Este post lo escribí hace algo más de dos meses, pero no había encontrado el momento de publicarlo hasta que hace un par de semanas leí un post maravilloso y entrañable de Amor de Batmami sobre los bebés estrella y los bebés arcoiris (recomiendo su lectura), que me ha ayudado a atreverme a publicarlo, aunque releyéndolo siento una gran emoción y se me llenan los ojos de lágrimas de recuerdos. Este post habla de mi bebé estrella.

Un abrazo.

sábado, 29 de noviembre de 2014

Numerología del día de nacimiento: 11 y 29

Como ya he comentado anteriormente, a partir de la fecha de nacimiento se obtienen los números de los diferentes factores que componen nuestro estudio numerológico. Así, el día de nacimiento nos marcará cómo somos, cómo nos relacionamos con nosotros mismos y cómo nos identificamos con los hechos cotidianos. Nos habla de consciencia, interiorización y conexión con nuestra propia alma, de hecho se le conoce como el factor ALMA.


En esta ocasión os comentaré las principales características para los nacidos en día 11 y 29, que fluyen bajo la vibración del número 11.

También puedes leer lo que dice la Numerología Tántrica para los nacidos los días:

Y para los nacidos en septiembre u octubre.

Aprovecho este post para felicitar a N, el hijo de un buen amigo, que hoy cumple 4 meses.
Un abrazo.

martes, 25 de noviembre de 2014

Premio Conóceme


Hace diez días recibí con alegría dos premios de parte de Mamá&Nené, uno de ellos, el premio DARDO ya lo había recibido tiempo atrás y me agradó igualmente volver a recibirlo, el segundo, el premio CONÓCEME me ha gustado mucho porque te da la oportunidad de presentarte ante el Mundo Bloguero no sólo hablando de lo que me ha llevado a crear un blog sino también para poder mencionar algunas cosillas más personales sobre mí y mis gustos. Se trata de responder a un pequeño cuestionario de 10 preguntas y luego nominar a otros blogs para que también lo reciban y participen.







El cuestionario y mis respuestas:

1.      ¿Por qué empezaste el blog?

Semanas después de que naciera Daniel, cuando todo lo que me desbordó en el puerperio parecía calmarse, tuve la necesidad de poner por escrito mis pensamientos y sentimientos acerca de mi propia experiencia en mi reciente maternidad. Tengo que confesar que no es mi primer blog: hace dos años lancé uno relacionado con el ciclismo urbano (www.soylistaporquesoyciclista.blogspot.com) que tengo un poco abandonado últimamente ya que llevo un año sin montar en bici. Como ya tenía esa pequeña experiencia sobre un blog, pensé que era una buena opción plasmar todo eso que me venía a la cabeza en mis largas noches de desvelo.

2.      ¿Cuál es el blog que más te inspira?

Pues lo cierto es que hay varios, pero siendo honesta os diré que uno de los primeros blogs sobre maternidad que empecé a visitar es Una Maternidad Diferente y también leo con interés y especial cariño lo que publica mi amiga Míriam Tirado (@miriamtirado) en su blog A flor de pell

3.      ¿Qué te parecen este tipo de premios?

Me gustan porque es una buena oportunidad de interaccionar con otros/as bloggers, te ayudan a darte a conocer y refuerza la comunidad virtual. A mi modo de verlo, también es un buen momento para “desconectar” de los temas habituales en nuestros respectivos blogs.

4.      ¿Cuál es tu ciudad favorita?

Barcelona, porque además de ser muy completa en cuanto a ciudad es la que mejor conozco.

5.      ¿Cuál es tu cerveza favorita?

No me gusta la cerveza, aunque a veces tomo claras.

6.      ¿Cómo sería tu día perfecto?

Mis días perfectos son todos cuando nos despertamos mi peque y yo juntitos, y lo primero que veo son sus ojos mirándome y me sonríe.

7.      ¿Cómo compaginas la vida laboral y familiar?

Decidí estar unos meses sin trabajar después de la baja por maternidad. Tengo previsto incorporarme en enero o febrero, para eso contaré con una niñera (es la señora que ayuda con la limpieza de la casa y en quien tengo mucha confianza).

8.      ¿Cuál es tu juego de cartas favorito?

El Uno y la Brisca.

9.      ¿Algún vicio confesable?

Ya casi ninguno.

10.  ¿Estás harta de contestar preguntas?

No, aunque a estas horas de la noche, estoy que no me aguanto, jeje.


Y aquí van mis blogs nominados:
1.     AnimalitosTuyYo
2.     Mamá Blogger
3.     Tetaupa
5.     Blog de una madre desesperada


Espero que os haya gustado conocerme un poco más y a las nominadas recibir este premio.

Un abrazo.



Zapatos, Zapatitos y Zapatones

Desde Madresfera he recibo la invitación para promocionar este libro infantil:
 
de Ester Llorens y Jordi Palet de la Editorial Parramón Paidotribo.








Antes de empezar a hablar sobre este libro de Realidad Aumentada para niños de 3 a 6 años, me he estado informando por la red y la verdad es que me ha encantado lo que he visto.
Quienes estéis familiarizados con la Realidad Aumentada sabréis que hasta ahora añadía elementos de juego centrados sobre todo en libros divulgativos, de conocimientos, adecuados a una u otra edad; pero nunca para niños tan pequeños y con un foco tan claro en la continuidad y enriquecimiento de la historia con sonido, música, voces, elementos en 3D, profundidad; así se consigue que los pre-lectores no pierdan el hilo, y permite entender la historia a los más peques que todavía no dominan las habilidades lectoras. Interesante, ¿verdad?
Es un cuento ideal para regalar a tus hijos, sobrinos, amigos, en cualquier momento del año, pero ahora que se acerca Navidad y Reyes, será el regalo ideal, porque además podrán disfrutar del libro junto con su tablet.

Es una idea genial, ¿verdad?

Mi bebé solo tiene 7 meses y a lo más que llega es a meterse mi Android en la boca ;-) pero tengo sobrinos/as que están en esa edad ideal para familiarizarse con la lectura (porque con las nuevas tecnologías ya están sobradísimos jeje) así que por aquí voy a repartir más de uno.

¿Quieres saber más sobre este fantástico libro?
Pues para los más peques se presentan un montón de posibilidades: además de disfrutar con los sonidos y las imágenes en movimiento, podrán acabar los dibujos a su gusto, crear a partir de la propuesta de actividades y convertir cada página en una experiencia única CON REALIDAD AUMENTADA (Disponible para APP Store y Google Play). ¿Verdad que es una gozada?
El argumento les encantará porque está lleno de aventuras: Benito, el zapatero, cansado de que en su tierra no valoren su oficio, emprende un viaje que le conduce a un país lejano, donde tendrá que remendar el calzado de personajes que parecen salidos de otro mundo: las botas de siete leguas de un temible ogro, unos zapatos de cristal, los zapatones de un payaso, los zapatitos gastados de las hijas bailarinas del rey... (seguro que todos esos personajes y sus zapatos te suenan, ¿verdad?) Su trabajo es importantísimo, ya que, sin él, los personajes de estos cuentos no podrían ir muy lejos... ¿Quieres ayudar a Benito a dejar estos cuentos bien calzados?
Regálales a los más peques la posibilidad de disfrutar de este cuento maravilloso, lo pasarán genial y tú viéndolos!!
Cómpralo aquí y asegúrales un regalo enriquecedor, interactivo y que promueve la cultura a través de la lectura.
Yo estoy deseando que me llegue el mío!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja tu comentario

Si has leído esta entrada, deja un comentario con tu opinión, eso me alegra un montón. Te contestaré.